¿Cómo convertir próspectos en Clientes en el Marketing Inbound?

Quieres ver el video ahora?

Dentro del proceso del Marketing INBOUND  se divide en cuatro etapas y que tiene como principal objetivo atraer usuarios, convertirlos en prospectos y después transformarlos en clientes de tu marca.

En el blog anterior, vimos de que se trataba esta metodología y cual era la primera etapa:

 

  1. Etapa Encantar o Atraer tráfico

 

En este blog veremos la siguiente etapa de Convertir ese tráfico en prospectos.

 

  1. Etapa Convertir (Leads)

La conversión de esos visitantes en Leads o prospectos, es una etapa en que ellos entran en el embudo de ventas de su empresa.

Los visitantes interesados dejan su información de contacto a cambio de un beneficio o recompensa.

A través de estrategias que los lleven a tomar la acción de dejar sus datos, nombre, email y algo más que con esa información empiezan a hacer parte de tu comunidad, de tu audiencia.

Hay varias formas de  hacer este intercambio, siempre agregando valor.

  1. Producción de ofertas: Pueden haber ofertas directas, las que están directamente realcionadas con la compra de tu servicio o producto. Y las Ofertas Indirectas, que están dirigidas a educación, resolver problemas, entregar herramientas, guias que le sirven al cliente, agregándole valor.  De esta manera el cliente valida lo que necesita y va directamente a la compra.
  2. Páginas de Aterrizaje (Landings Pages): llevar a los visitantes a esta página para ampliar la información que requiere para tomar una decisión de compra. Deben de tener los siguientes elementos para realizar su objetivo:
    • Llamado a la acción (Call to action).
    • Formulario de datos.
    • Título que motive a continuar leyendo.
    • Beneficios, testimonios, información que genere la confianza para comprar.
  3. CRM: Información para seguimiento del prospecto y llevarlo a la conversión.

 

Crear una relación con los clientes requiere de tiempo y de agregar mucho valor para que confíen en ti en tu producto o servicio, esto solo se dará en la medida que tu le das la confianza para decidir comprar tu producto sabiendo que será la mejor opción para él.

Para ello se deben ofrecer muchas cosas de manera gratuita inicialmente y luego ofrecer productos de bajo y mediano valor para que el prospecto vaya conociendo y tomando confianza en la medida que te conoce y conoce tus productos, por esto hay que dar lo mejor de manera gratuita para que el futuro cliente diga:  Si esto me está dando gratis, cómo serán sus productos de pago?

Si me agrega valor gratuitamente, cómo será cuando invierta en él?

 

Organiza tus productos o servicios para que vayan en un embudo también de precios y agregando valor y creciendo la confianza.

Una de las cosas importantes para ganar confianza es la constancia, la persistencia, si te ven una vez y vuelvas a conectarte después de mucho tiempo o a veces si y otras veces no, no vas a generar confianza.

Sé constante, no importa que al principio no generes ventas como esperas, al cabo de un tiempo ya tendrán la confianza y empezarás a vender.

Ahora bien es importante que ofrezcas tus productos y servicios, porque si no los ofreces y solo agregas valor, pues el cliente se sentirá confundido pues no hay un camino a la venta y también se puede perder.

La fórmula es 80/20 80% agregas valor y 20% ofreces tus productos para venta.

Ofrece tus productos claramente, que son, para que sirven, que soluciona, como los va a recibir, cuanto valen, que incluye.

Claridad es poder, si hay promociones de que se trata y cuanto es el alcance de la promoción.

En el siguiente blog veremos cómo convertir estos prospectos en clientes.

Por Adri Villavicencio, Mentora de Vida y Emprendimiento

Deja un comentario